Vengo del espacio y del fondo del mar.

Está en la simbología de los faros algo evidente, la relevancia de su función histórica y ancestral. La costa rocosa, la oscuridad de la noche, la niebla espesa, las tormentas inclementes y el inmenso mar son cuestiones que mantienen en alerta al marinero. Esa luz intermitente que brota de la torre, sobre la profunda incertidumbre es una clara promesa de seguridad para los navegantes. La figura estoica del faro, la constancia de sus servicios hasta en las peores condiciones es símbolo de esperanza. Contar con la guía incondicional de un faro es motivo de alivio. La vuelta a casa es certera, el fin de la batalla se acerca así como se saborea el fin del sufrimiento del tránsito primordial. La figura del faro inspira optimismo, tranquilidad y entusiasmo.


Guía y servicio.

Ser un faro en esta nueva era de transición es permanecer en apertura hacia las sincronicidades que nos encuentran, poder brindar sin condición desde el don de ser un eje al servicio de la energía, la guía que el universo tiene para ofrecerte, que sólo estaba esperando que sea pedida.


Poder del símbolo.

El faro representa la visión, el arquetipo de su energía nos dice que estamos aquí para dejarnos atravesar por el miedo y hacernos uno con la aventura. Nos da la libertad de navegar por las aguas profundas de nuestras emociones, siguiendo la voz del alma que nos sugiere experimentar invitados por la luz que se va y vuelve permitiendo en cada intervalo procesar, evaluar y meditar. Todo lo que somos es el viaje. Todos somos faros y navegantes, al mismo tiempo, avatares jugando un juego donde nadie pierde, eterno, sin final, la meta es volver a empezar.


Mi clave lumínica única.

Cada uno tiene su forma de navegar, todos los faros tienen una clave lumínica única. Cada faro emite su propio mensaje, cada mensaje es la frecuencia exacta resonante a ese grupo de seres que encarnaron como pieza clave de un puzle evolutivo específico. Es un mensaje relevante y catalizador, activa tus memorias y tus emociones, activa tu sentir y tu cuerpo físico. Ese mensaje es una gran idea que te da la confianza de abrirte con el propósito de dejar de andar en círculos, encontrar tu propia ancla y sentir el abrazo de lo cierto.


Podrás percibir al faro según un abanico de matices cambiantes como el color del cielo, la sal en el mar, la fuerza del viento y lo picante del sol. Percepciones que operan en función de nuestros pensamientos, de nuestra perspectiva de la realidad, de nuestro estado interior, de nuestras emociones. El faro siempre envía el mismo auténtico mensaje, su mensaje, un mensaje sencillo que conecta fácilmente porque toca las fibras de lo más esencial en quien resuene. El faro se comparte buscando complicidad y es útil cuando es visto, el faro sin tu mirada no existiría, el propósito es compartir. El faro invita, no arrastra, no empuja, no te quiere convencer, no vende humo, sólo invita, respeta tu libre albedrío, llega quien así lo elija.


Ser un faro me representa porque vine a ser agente de cambio, a acompañarte en tu cambio de rumbo, a promover la innovación y la transformación social.


Vengo del espacio y del fondo del mar.

Somos seres estelares, desde mi perspectiva esa es una verdad. Somos energía inconmensurable viviendo esta experiencia sensorial. Es lógico que no paremos de buscar, la materia fue dada para probar, sin limitar.


Vengo del fondo del mar, navegante intrépida nivel experta, pisciana que guiada por el alma atravesó los 7 mares de las emociones al encuentro con su Ser, sin rendirse hasta reverdecer. Vengo de las estrellas, de sistemas muertos que perecieron por el ego de querer gobernar, vine a este plano por la búsqueda amorosa de la igualdad, la libertad.



Me entrego, con todo lo que soy en esta plataforma dual, a brindar la luz de mi faro, deconstruyendo conscientemente el camino que naufragando me trajo hasta acá.


Yo soy navegante que se recordó faro.

¿Estás list@ para recordar?

Entradas Recientes

Ver todo

yosoy.lau

DAR Y RECIBIR

CONTACTO

TRANSPARENCIA

Preguntas

frecuentes

empoderamiento personal | autoconocimiento | terapias complementarias | camino de consciencia | yo soy | reconexión | flores de bach uruguay | meditación

© 2021 por lau margian para yosoy.uy y abc